Marco Abella

Marco Abella

La familia Marco se dedica a la viticultura desde el siglo XV. En el año 2001 construyen la moderna bodega en medio de sus viñas y muy cerca de Porrera.

Muestran un gran respeto por el medio ambiente practicando un cultivo biodinámico y la bodega semi-subterránea, aprovecha al máximo los recursos naturales. Disponen de sala de catas.

El suelo del Priorat proporciona un carácter único de mineralidad a los vinos de esta denominación. Es un terreno árido, caracterizado por la presencia de estratos de pizarra llamada licorella. El cultivo de la viña se realiza en terrazas o costers en las escarpadas pendientes de las colinas, a una altitud entre 200m y 700m.

Los vinos de Marco Abella son una expresión clara del terreno que les da vida. Las 35 Hectáreas de viñas están repartidas en seis parcelas diferentes situadas a una altitud de entre 550m y 720m, lo que confiere a nuestros vinos una frescura única.

2 productos