Patatas San Nicasio con Pimienta Negra

Patatas San Nicasio con Pimienta Negra

3,25 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)


Sabor natural de un producto elaborado con ingredientes que proceden directamente de la naturaleza y no han sido objeto de transformaciones químicas.



SOLO DISPONIBLE PARA RECOGER EN VINOSCOPIO ENOTECA EN HORARIO COMERCIAL

La tradición milenaria del aceite de oliva y la huerta mediterránea es un magnífico inicio para crear platos llenos de sabor y salud. Desde el corazón de la serranía cordobesa, Rafael del Rosal ha investigado durante años para desarrollar un nuevo concepto de snack sano, con técnicas culinarias de vanguardia y los mejores ingredientes del mundo.

Sabor natural de un producto elaborado con ingredientes que proceden directamente de la naturaleza y no han sido objeto de transformaciones químicas.

Patatas Fritas San Nicasio utiliza exclusivamente patatas de procedencia española, no transgénicas, de la variedad agria, lo que asegura una calidad óptima, un paladar delicioso y una textura crujiente, acorde con las expectativas del consumidor más exigente y conocedor. Se elaboran con aceite de oliva virgen extra de Almazaras de la Subbética, cooperativa amparada por la D.O. Priego de Córdoba, auténtico zumo natural de aceitunas autóctonas de la zona obtenido por presión en frío. El aceite de Almazaras de la Subbética ha merecido prestigiosos premios internacionales. En la búsqueda de la excelencia, las Patatas Fritas San Nicasio son las únicas del mercado que incorporan sal rosa del Himalaya, una sal de pureza excepcional, que se recolecta en los estratos de esa cadena montañosa y es vestigio del enorme océano incontaminado que allí se extendía hace más de 200 millones de años. Su valor nutricional y su delicado paladar añaden a las Patatas Fritas San Nicasio un toque de calidad irrepetible. El componente saludable de la pimienta negra, conocido desde hace milenios, (ya referida como ''Oro Negro'' en Grecia, ha sido usado por más de una civilización antigua como forma de pago, e incluso encontrada en los orificios nasales de Rases II), ha sido fruto de deseo, no solo por darle calor picante a las comidas y hacerlas más sabrosas, sino por sus aspectos nutritivos, con una combinación tan única de vitaminas, minerales y aceites, que proporciona entre otros beneficios un aumento en la absorción de nutrientes, ritmo cardiaco mejorado y mejor presión sanguínea, un crecimiento de células saludables y buena digestión, así como propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas, reductoras de fiebre, y estimulantes del sistema inmune.

Todo ello, unido a los beneficios del A.O.V.E. (al cual la pimienta molida fresca convierte en una pieza de arte culinario en la atmósfera protectora de la bolsa) y los 86 minerales y oligoelementos que nos da la sal rosa del Himalaya nos proporcionan un plus de salud con su ingesta, además de la satisfacción culinaria proporcionada por su sabor.

Cómo prepararlas en tu casa

Abrir con tijeras y comer

Como te lo presentamos para llevar??

Bolsa San Nicasio